Quizá Mr. Big va junto a mí en el avión.

December 19, 2017

 

En este mes incluí textos de algunas de mis amigas, en esta ocasión es el turno de Katia Castorena, joven mexicana, reportera de deportes de ESPN, una cadena internacional. Ella comparte con nosotros su vision sobre un aspecto del amor:

 

Me pidieron escribir mi experiencia en el amor para el Blog de Señorita Lechuga, ¡Híjole! pensé, me transporté por unos cuantos segundos a la Serie de Sex and The City y me sentí Carrie Bradshaw, aquí la historia.

 

Soy Katia Castorena, soy tijuanense y reportera de deportes. Amo mi trabajo. Amo los deportes. Vivo  agradecida con la vida por tener la oportunidad de hacer lo que más me apasiona día con día.

 

¡Cierto, no todo es perfecto!  Mi trabajo tiene sus altas y bajas, días increíbles y otros no tan maravillosos. Eso de ser reportera y no tener horarios fijos, los viajes, las malpasadas, desveladas, estar lejos de los seres queridos, son algunos de los sacrificios que hay detrás de cámaras. Sin embargo, el momento en el que consigues la entrevista que tanto buscaste, visitas ese estadio soñado, ves una atajada de Iker Casillas parado justo detrás de su portería, o tienes una conversación sobre restaurantes veganos tras una entrevista con el ahora cuatro veces campeón del mundo de Formula 1, Lewis Hamilton, sin duda hace que todo valga la pena.

 

 

En la era actual el eterno dilema como mujeres es ese: El  amor por nuestra profesión (cualquiera que sea).  Buscamos ser unas chingonas, independientes, y exitosas, a la vez no significa que no queramos tener también una relación de pareja estable,  con esa persona especial, encontrar al compañero ideal para la aventura que te aprecie e impulse a ser mejor cada día.

 

Me ha pasado que me invitan a cenar o al cine y mi respuesta por lo general es:  No puedo, estoy en Puebla, tengo partido,  seguido de un - Pff, siempre estás ocupada (confieso que a veces también es la excusa perfecta). Dice un dicho que querer es poder, así que creo firmemente que para cada momento en la vida uno deberá priorizar y tomar decisiones acorde a ello. Realmente pienso,  cuando se quiere se puede, con comprensión y apoyo de la pareja. Porque trabajar y amar tu profesión no excluye que puedas tener una sana relación con un hombre que te apoye en todo momento.

 

Para mí el amor más importante en el Siglo XXI es el amor a mí misma. Debo cuidarme, apapacharme, verme bien, verme al espejo y querer lo que se refleja. ¿Si uno no se echa porras entonces quién?

 

No quiere decir que sea tarea sencilla, es un trabajo constante. Creo que es mi tarea más complicada, no compararme o juzgarme y simplemente quererme. En lugar de quejarme, busco cambiar eso que me enoja o quizá no me gusta tanto. Hacer lo que me haga feliz y me haga sentir plena y realizada. Ahora que ocurrió el sismo en la Ciudad de México de verdad que te sacude un poco y nos damos cuenta que la vida se puede ir en un segundo, hay que disfrutar cada instante. Para mí ese es el camino para ser feliz, disfrutar de lo que uno quiere, y de esa manera quién sabe, puede que mi Mr. Big venga justo aquí en el avión junto a mí.

 

 

Katia Castorena,

Amiga de Senorita Lechuga.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Mis libros del 2018: el amor es la respuesta.

January 15, 2019

1/10
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive